Abuela le causa deformidades y heridas graves a su nieta por maltrato

118

La mujer encadenaba a la niña y le daba de comer chile; además la lesionaba con objetos diversos

Entre noviembre y diciembre del año pasado, una mujer mantuvo cautiva a su nieta de siete años a la que encadenaba de pies y manos, amordazaba y golpeaba.

La abuela, presuntamente, le causaba heridas a su nieta con martillos, tubos, palos y tijeras que le enterraba en las manos.

Durante ese tiempo, la mujer sólo le daba de comer chile a la niña, quien se veía obligada a hacer sus necesidades fisiológicas en el mismo lugar donde estaba cautiva, una casa en la colonia Cuatro Vientos, municipio de Ixtapaluca.

A finales de diciembre pasado, ayudada por un hombre, la mujer planeó abandonar a la menor en las inmediaciones de la avenida Ignacio Zaragoza, en los límites del Estado de México y la delegación Iztapalapa.

Afortunadamente para la víctima, testigos se dieron cuenta del momento en que la dejaron en la calle y al observar las huellas de maltrato y tortura, pidieron ayuda de policías e inició la investigación.

AL BOTE

La víctima fue llevada a las instalaciones de la Procuraduría capitalina, donde supieron que las cicatrices y heridas que tenía le habían sido provocadas por el maltrato de su abuela. La menor estaba desnutrida y desorientada y no pudo dar con precisión los datos sobre el sitio donde había estado.

Agentes de la procuraduría capitalina descubrieron durante las siguientes semanas la identidad de la abuela y solicitaron una orden de aprehensión en su contra que fue cumplimentada el fin de semana.

Al ser presentada ante el juez de Control Abelardo Beltrán Rodríguez, el Ministerio Público mostró las pruebas para acusarla del maltrato contra la menor. El juez le dictó a la imputada la prisión preventiva.

Asesorada por un defensor público, solicitó la duplicidad del término constitucional para que le sea definida su situación jurídica, por lo que será en continuación de audiencia, cuando el juez determine si la vincula o no a proceso.

Por lo pronto la mujer fue ingresada al Centro de Readaptación Femenil de Santa Martha Acatitla.