Cientos de estudiantes protestan en Nueva York por política migratoria de Trump

65

Portaron numerosos carteles con mensajes como “El amor, no el odio, hará a América grande”, “América es para todos”, “Nuestro Nueva York es un Nueva York inmigrante”

NUEVA YORK.- Cientos de estudiantes abandonaron hoy las aulas y se echaron a las calles de Nueva York para mostrar su rechazo a las políticas migratorias implementadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como sus propuestas en materia de educación.

 La manifestación tuvo lugar a mediodía en la plaza Foley, en el sur de Manhattan, coincidiendo con la polémica aprobación hoy de la secretaria de Educación nominada por Trump, Betsy DeVos, quien ha recibido numerosas críticas que cuestionan su compromiso con la educación pública.

 Betsy DeVos ha sido confirmada hoy pese a su vergonzosa falta de experiencia y completa falta de entendimiento del puesto que quiere ocupar”, afirmó uno de los líderes de la protesta durante la concentración.

 Los estudiantes, procedentes tanto de universidades como de centros de secundaria, protestaron contra el veto migratorio que ha querido imponer Trump contra 7 países de mayoría musulmana, así como contra sus planes de construir un muro fronterizo con México para impedir el paso a inmigrantes ilegales.

 Los jóvenes activistas corearon insistentemente una de las consignas que más se ha escuchado en las decenas de manifestaciones que se han vivido en EU en las últimas semanas: “No al odio, no al miedo. Los refugiados son bienvenidos”.

 Asimismo, portaron numerosos carteles con mensajes como “El amor, no el odio, hará a América grande”, “América es para todos”, “Nuestro Nueva York es un Nueva York inmigrante” o “No al veto, no al muro”.

 “En dos semanas de Presidencia, Trump ha hecho más de lo que ha hecho nadie jamás para destruir EU”, dijo a los medios locales la estudiante Mackenzie Brady, de 15 años, durante la protesta, que se extendió durante más de dos horas.

 Desde que fuera investido como presidente de EU el pasado 20 de enero, Trump se ha enfrentado a la oposición de una parte importante de la sociedad estadounidense a sus políticas proteccionistas, que los más críticos describen como “fascistas”.