De ocho a nueve años, el proceso para ser árbitro de Primera División

49

México.- Más allá que el árbitro en el fútbol mexicano está lejos de ser un personaje respetado, existe una demanda importante por llegar a ser uno de ellos en la categoría élite, para lo cual se pueden invertir entre ocho y nueve años para dar el salto a la Primera División.

Con 73 años de historia, el Colegio de Árbitros de la Ciudad de México ha sido el encargado de forjar a gente como Armando Archundia, entre otros cientos de silbantes que han destacado no solo a nivel nacional, sino también en el ámbito internacional.

Su hoy presidente, el licenciado y ex silbante Alfredo Torres Garibay, señaló que para convertirse en un colegiado es necesario cumplir con los requisitos que piden en la convocatoria que lanzan, y que se “recomienda” que estudien una licenciatura.

“De acuerdo a la convocatoria y a las bases que se están fincando desde la Comisión de Árbitros se pide edad mínima de 18 años y máxima de 24 con bachillerato concluido, requerimos árbitros con una mayor preparación y les insistimos en que continúen con su aprendizaje académico, ya sea cualquier carrera a nivel licenciatura”, dijo en entrevista con Notimex.

Explicó que prepararse a nivel universitario “es una sugerencia que se le hace porque la carrera es corta y en su momento si no llegan a tener los resultados en el futbol profesional tendrían una carrera académica”.

Para convertirse en un árbitro, se debe tomar el curso que dura un año que está dividido en dos módulos de seis meses cada uno, pero eso no basta para convertirse en silbante, sino que todavía existe una última fase.

“Implementamos la materia de arbitraje y esta generación de árbitros que va a emanar del Colegio Nacional de Árbitros van a tener una experiencia basta en las diferentes ligas del sector amateur de muy buen nivel”, afirmó.

Luego de cumplir con ese proceso, Torres Garibay explicó que “tienen que pasar un último filtro que es la entrevista con la Comisión de Árbitros y el más importante las pruebas físicas que una vez que sean aprobados de forma automática pasan a tomar parte del panel de árbitros de Tercera y Segunda División”.

“Para llegar a Primera División incluyendo los dos semestres de su preparación en el curso, más el proceso de Tercera y Segunda división, además del Ascenso estamos hablando de un aproximado entre ocho o nueve años”, declaró.

“Al inicio de los cursos tenemos aproximadamente 30 alumnos y lo terminan entre 22 y 25, en el último filtro llegan entre 18 y 19 de los que comenzaron”, recordó.

El profesor y secretario Joaquín Velasco explicó que además de las cuestiones técnicas y físicas también se busca que los futuros silbantes tengan un código de vestimenta y conducta que los distingan.

“Se les da pláticas en relación a la forma, comportamiento y vestimenta que deben utilizar, les proyectamos la imagen de la importancia que tienen al momento de presentarse en cualquier árbitro de la liga, ya sea para un trabajo o escuela, aquí mismo estamos acostumbrados a venir de saco y corbata, es lo que se trabaja con ellos, se le inculca esa personalidad que les dará el potencia extra para poder estar no estar”, expresó.

El interés por ser un nazareno en el balompié nacional no es exclusivo de los hombres, sino que esta escuela también forja a mujeres que quieren emular a las hermanas Virginia e Isabel Tovar, las pioneras en este tema.

“Ahorita en el curso tenemos a dos mujeres y a lo largo del historia del colegio de árbitros han llegado entre cinco o seis mujeres. La más conocida es Vicky Tovar que pitó en Primera División”, sentenció Carlos Uribe, maestro y tesorero de este colegio.

Los requisitos para tomar el curso son:

-Llenar solicitud de inscripción.

-Presentar identificación oficial original

-Certificado de bachillerato

-Mujeres y hombres con edad de 18 a 24 años

-CURP, Acta de nacimiento y comprobante de domicilio

Materias:

-Reglas de juego

-Desarrollo Técnico-Táctico

-Preparación Física

-Medicina de Deporte en el Futbol

-Psicología del deporte

Talleres:

-Comunicación

-Ética y valores

Fuente Notimex