Donald Trump ordena ataque con misiles contra Siria

72

Donald Trump ordenó a la Armada de su país lanza un ataque con al menos 50 misiles Tomahawk contra territorio de Siria, reportaron medios internacionales.

El evento se da luego de que el pasado martes se diera un ataque químico contra opositores del gobierno y murieran 74 personas.

El ataque representa la primera acción militar directa que Estados Unidos ha tomado contra el liderazgo del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil de seis años y son una escalada sustancial de la campaña militar estadounidense en la región, que podría ser interpretada por el gobierno sirio como un acto de guerra.

Estados Unidos comenzó a lanzar ataques aéreos en Siria en septiembre de 2014 bajo la presidencia de Barack Obama como parte de su campaña de coalición contra el ISIS, pero sólo se dirigió al grupo terrorista y no a las fuerzas del gobierno sirio.

La orden de Trump de atacar a los objetivos del gobierno sirio llega después de que dijera que los ataques químicos – cuyos espeluznantes efectos fueron transmitidos en todo el mundo gracias a vídeos capturados inmediatamente después – “atravesaron muchas líneas para mí” y dijo que sentía un “responsabilidad” de responder.

Donald Trump dio la noche de este jueves una conferencia de prensa en la que dijo que ordenó el ataque, y que no puede haber disculpa para el uso de armas químicas por parte de Siria, violando además las convenciones internacionales. Afirmó que el régimen sirio ha provocado una crisis humanitaria.

Solicitó unirse para terminar con el terrorismo, y dijo que ora por las vidas de los heridos y las almas de quienes murieron.

Dijo que mientras Estados Unidos defienda, la paz prevalecerá en el mundo.

Avisaron a los rusos

De acuerdo con The New York Times, un alto funcionario militar dijo que 59 misiles de crucero Tomahawk habían alcanzado el campo de aviación de Al Shayrat en Siria. Los misiles estaban dirigidos a aviones de combate sirios y otras infraestructuras, pero no atacaron nada que pudiera tener armas químicas.

Dijo que no había aviones rusos en el aeródromo y que los misiles de crucero no apuntaban a ninguna instalación rusa.

El Pentágono informó a los oficiales militares rusos, a través de su canal establecido, del ataque antes del lanzamiento de los misiles, dijo el funcionario. Además, que sabían que las autoridades rusas bien podrían haber alertado al régimen de Assad. “Con un montón de Tomahawks volando, no queríamos golpear a ningún avión ruso”, dijo.

Fuente La Silla Rota