Enfermedades que las mascotas pueden contagiar a humanos

60

La presencia de lagrimeo y ardor en los ojos, estornudos y dificultad para respirar, podría ser considerado un padecimiento ligero, que se puede atribuir a procesos virales y bacterianos sin embargo, puede deberse a otros factores.

Especialistas han detectado la presencia de larvas que se alojan en los intestinos de las mascotas y que son expulsados en las heces de los mismos, que se pueden adherir al suelo y con el viento, dispersarse hasta los organismos humanos.

Este tipo de padecimientos, considerados un problema de salud pública, afectan principalmente órganos como el hígado, corazón, pulmones y riñones pero tienden a alojarse en el cerebro y musculatura esquelética donde provocan procesos inflamatorios y que muchas veces se confunden con problemas y por tanto, reciben tratamientos que no son efectivo para atender el problema.

Los estudios que se han desarrollado en torno a estos padecimientos han tratado de establecer las relaciones entre la transmisión y el impacto de los parásitos que habitan en perros y gatos en la salud de los humanos.

Actualmente, equipos de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México especializados en epidemiología estudian los mecanismos  y opciones de tratamiento de los padecimientos ocasionados por el contacto con animales infectados.

El doctor Carlos Esquivel Lacroix, jefe de Vinculación de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, calcula que 30 por ciento de los perros en el país tiene propietario, 30 por ciento se considera comunitario (son alimentados por grupos de personas en condición de calle) y 40 por ciento restante está en la vía pública.

De esto, un millón 200 mil perros se encuentran en situación de calle, lo que agudiza el problema de salud pública debido a que las más de 21 toneladas de heces fecales que producen se deshidratan y se dispersan en época de sequías mientras en época de lluvia se disuelven y contaminan casi todo lo que tocan a su paso, incluyendo las tuberías de agua potable.

En tanto, en la FES Cuautitlán se estudian los aspectos epidemiológicos para conocer los factores que se asocian a la transmisión y la incidencia de los parásitos reproduciendo las condiciones de dichos organismos en ratas. Además, evalúan el uso y diseño de fármacos especializados en parasitosis.

De las 174 enfermedades infecciosas transmisibles de animales a humanos, 53 son transmitidas por los perros, según la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de enfermedades zoonóticas cuyos agentes infecciosos pueden ser bacterias, parásitos, virus y hongos.

Fuente López Doriga