Trump acusó de narco al vicepresidente de Venezuela

61

El gobierno de Donald Trump dispuso sanciones contra el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami -que asumió el mes pasado- y lo acusó de de “tener un rol central en el narcotráfico internacional”. Es el cargo más alto del gobierno venezolano jamás sancionado por el país norteamericano y la movida contra el hombre de confianza de Nicolás Maduro augura nuevas tensiones entre Washington y Caracas cuando Trump no lleva ni un mes en la Casa Blanca.

El vice de Maduro en la lista Kingpin de narcos

El Departamento del Tesoro incluyó este lunes al vicepresidente venezolano en la llamada lista “Kingpin”, que es la lista negra de narcotraficantes. La sanción anula su visa, le confisca propiedades en Estados Unidos y le prohíbe realizar transacciones financieras o comerciales con ciudadanos e instituciones estadounidenses.

Según EEUU, El Aissami “facilitó el envío de narcóticos desde Venezuela” a México y Estados Unidos y “supervisó o poseyó parcialmente envíos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos”.

Además, lo acusaron de recibir pagos del capo venezolano Walid Makled García, detenido en Colombia en 2010, de coordinar el tráfico de drogas con el cartel mexicano de Los Zetas, y de proteger al capo colombiano Daniel Barrera y al narco venezolano Hermágoras González Polanco”, todos incluidos previamente en la lista “Kingpin”.

El Aissami era cercano a Hugo Chávez y fue gobernador de la región de Aragua y ministro del Interior, por lo que supervisó la lucha contra el narcotráfico durante años. Asumió el 4 de enero pasado el cargo de vicepresidente de Nicolás Maduro, un puesto que se considera clave. Poco después de asumir fue puesto al frente del llamado “comando nacional antigolpe” para enfrentar supuestos planes desestabilizadores.

Las autoridades estadounidenses tenían al funcionario chavista en la mira desde hace una década, cuando decenas de pasaportes venezolanos falsos fueron a dar a presuntos miembros de Hezbolá en el Medio Oriente.